Evaluación de las habilidades sociales: Qué es y cómo realizarla

brooke-cagle--uHVRvDr7pg-unsplash

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 22 segundos

Una evaluación de las habilidades sociales es un proceso utilizado para medir la eficacia social de un individuo. Suele formar parte en una solicitud de empleo o de un proceso de contratación. Las habilidades sociales son esenciales para el éxito de las relaciones laborales, y las organizaciones quieren contratar a personas que puedan trabajar eficazmente con los demás.

Una evaluación de las habilidades sociales tiene como objetivo identificar a los candidatos con capacidades interpersonales excepcionales y con potencial de desarrollo futuro en este ámbito. Las habilidades sociales son características personales inherentes que permiten a un individuo interactuar eficazmente con otras personas en su vida cotidiana. Pueden ser estáticas (rasgos que permanecen relativamente constantes) o dinámicas (cualidades que cambian en función de la situación).

Hay muchos tipos de habilidades sociales, pero en general pueden dividirse en dos categorías principales. Tener un conocimiento sólido de estas dos categorías principales de habilidades sociales te ayudará a la hora de crear una evaluación de habilidades sociales en tu organización, así como al entrevistar o interactuar con tu plantilla nueva o potencial.

1. Habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación son el modo en que transmitimos la información a los demás y cómo reaccionan éstos a la información que les damos.

Estas habilidades son cruciales para cualquier relación interpersonal y pueden influir en la cultura de una organización. Una evaluación de las habilidades de comunicación puede ser muy completa y abarcar muchos aspectos de la capacidad de comunicación de un individuo, entre ellos: Las preguntas más específicas relacionadas con estas categorías pueden adaptarse a las necesidades de comunicación de tu organización y a la función que se está evaluando. Las habilidades de comunicación pueden dividirse a su vez en habilidades de comunicación verbal y no verbal.

  • Habilidades de comunicación verbal: Las habilidades de comunicación verbal se refiere tanto a los mensajes orales que se utilizan con mayor frecuencia y tiene lugar en encuentros personales y conversaciones telefónicas, como a los mensajes escritos, que se transmiten con diferentes modalidades (emails, cartas, presentaciones, etc.).
  • Habilidades de comunicación no verbal: Las habilidades de comunicación no verbal se refiere al uso de expresiones faciales, movimientos y lenguaje corporal para la transmisión de un mensaje.

2. Habilidades de colaboración

Las habilidades de colaboración se refieren a la eficacia de alguien para trabajar con otras personas. Son cruciales en los entornos de equipo, así como en las relaciones de trabajo individuales. Las habilidades de colaboración incluyen preguntas relacionadas con las categorías anteriores, así como preguntas específicas.

Las habilidades de colaboración también pueden desglosarse en categorías específicas, como:

Habilidades de gestión de conflictos

Las habilidades de gestión de conflictos se refieren a la eficacia con la que una persona maneja los desacuerdos y los conflictos entre ella y los demás. Estas habilidades también pueden denominarse habilidades de resolución de conflictos. Una evaluación de habilidades para la gestión de conflictos puede abarcar las siguientes áreas:

  • La habilidad de mandar un mensaje efectivo, un mensaje en el que se expresen claramente sentimientos y necesidades.
  • La habilidad para escuchar eficazmente.
  • La habilidad para escoger el enfoque adecuado en situaciones diferentes.

Habilidades organizativas

Las habilidades organizativas son la forma en que alguien gestiona su tiempo, su trabajo y sus relaciones con los demás.

Las habilidades organizativas incluyen: Organizarse, tener respeto por las demás y buenas habilidades de gestión del tiempo.

Una evaluación de las habilidades organizativas nos lleva a conocer el éxito de adaptación de esa persona dentro de nuestro equipo y a su desarrollo dentro de tu organización.

La evaluación de las habilidades sociales es una parte importante del proceso de contratación y puede utilizarse para identificar a los candidatos con habilidades interpersonales excepcionales y con potencial para desarrollarse en esta área. Las organizaciones quieren contratar a personas que puedan trabajar eficazmente con los demás y que tengan el potencial de desarrollarse en habilidades blandas, y una evaluación de habilidades blandas puede ayudar a medir esto.

Desde neoCK nos comprometemos con empresas y entidades del sector público en la ayuda e identificación de habilidades blandas. Puedes ver los productos que ofrecemos aquí o contactar con nosotros si necesitas profundizar sobre cómo podemos ayudar a tu organización aquí

 

Dejar un comentario

Preferencias de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.